¿Cómo invertir en fondos de inversión?

Muchas veces surge la duda de dónde invertir ese dinero ahorrado que tenemos para que nos rente sin que suponga un riesgo. Los fondos de inversión son actualmente una de las mejores opciones.

El inversor siempre debe hacerse una serie de preguntas antes de entrar de cabeza en el proceso de inversión. Por un lado debe decidir cuánto quiere invertir, valorando además los objetivos con que hace esa inversión. Además hay que tener en cuenta a nivel de operaciones fiscales, que nos va a suponer realizar esta acción. También debemos valorar qué persona o personas serán las encargadas de “controlar” y “velar” por nuestra inversión, y estar seguros de la entidad en la que estamos confiando nuestro dinero.

Existen una serie de términos básicos que debemos conocer para movernos en el mundo de los fondos de inversión.

El sistema de un fondo de inversión son las “participaciones”, es la unidad mínima del mismo, esto significa que al invertir en un fondo de inversión lo que realmente estamos haciendo es comprar participaciones de ese fondo.

El precio de una participación viene determinado por el cálculo total del patrimonio divido entre todas las participaciones existentes en ese momento, esto recibe el nombre de “valor liquidativo”.

Si llega el momento en que nosotros queramos vender nuestras participaciones, a esta operación se le llama “reembolso”.

Es importante tener presente que la rentabilidad puede ser positiva o negativa, y esto depende el número de personas que hayan accedido la compra de esas participaciones, y por lo tanto a las que estén en circulación en el mercado en ese momento, esa cifra que de la rentabilidad de las participaciones será la de los nuevos adquisidores y los que hagan operaciones reembolso.
Lo más inteligente a la hora de invertir es diversificar las inversiones, esto hace que el riesgo sea menor, que no significa que sea del todo seguro, ya que toda inversión siempre significa un riesgo, y más si buscamos una alta rentabilidad.

A nivel fiscal hay que tener presente que los fondos de inversión son las opciones más ventajosas. Porque por un lado no hay que pagar impuestos hasta que el inversor vende sus participaciones, reembolso, estos no son efectivos, ya tengan beneficios o pérdidas, hasta que no se produce esa acción de venta. Y por otro, los fondos de inversión permiten acciones de traspaso, y podemos cambiar lo que tenemos en un fondo y meterlo a otro según nuestros objetivos de rentabilidad y la propia situación económica del mercado.

A pesar que la información referente a los fondos de inversión es completamente pública, nunca debemos olvidar que todo este tipo de operaciones económicas, debemos dejarlas en manos de profesionales, de gestores que serán quienes nos ofrezcan las mejores posibilidades de donde realizar nuestras inversiones.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*